jueves, 30 de mayo de 2013

El efecto bumerán

Texto de Ramón Revi tomado de Ciudad Oriental.com, publicado además en GalaOriental.com

Con una simple hojeada a la querella interpuesta por el Dr. Guillermo Moreno ante la Fiscalía del Distrito Nacional, en contra del Ex-presidente Leonel Fernández; se puede constatar que la misma fue mal instrumentada. Los supuestos actos de corrupción que  se le imputan al Ex-gobernante, se caen por su propio peso.
Hasta un estudiante de derecho sabe, que sería casi imposible probar tales acusaciones, sin confirmar con anterioridad si los aportes a la “GLOBAL”, tienen procedencia licitas o ilícitas. La  fiscal del Distrito Nacional lo explicó con estas palabras: “Es imposible perseguir penalmente a nadie por cometer actos que riñan contra la ética o la moral, si el legislador no los ha convertido en tipos penales claramente sancionados”.

En pocas palabras,  lo que quiere decir la Fiscal Yeni Berenice Reynoso, es que los delitos que se le imputan a Leonel, no fueron identificados en el Código Penal dominicano, o lo que es igual, no están tipificados en el mismo. Es una acusación, a todas luces temeraria, los querellantes no guardan ningún reparo en implicar en las supuestas fechorías a organizaciones de la vida nacional que gozan de confianza y prestigio en sus diferentes ámbitos. Para los autores de la querella (de la cual Guillermo Moreno es una simple fachada), el fin justifica los medios.

El objetivo es  inhabilitar a Leonel, de cara al proceso electoral del año  2016. Este plan inició, como muy bien dijo recientemente el Ex-vicepresidente de la república el Dr. Rafael Alburquerque, al término del mandato del Ex-presidente Fernández. Posiblemente ustedes recordaran, que inmediatamente Leonel salió del poder, varios dirigentes del PPH,  anunciaron que investigarían todas las obras realizadas por Leonel en sus tres periodos de gobierno. El plan, era presentar  supuestas irregularidades, en el manejo de los presupuestos de esas obras. El siguiente paso, seria someter a la justicia a Leonel y a todos los funcionarios implicados en la construcción de dichas obras.
 
En las informaciones,  recabadas por los inquisidores no se encontró irregularidad alguna, y por supuesto el plan se fue a pique. Otra razón por la cual, los auspiciadores de la idea desistieron de sus propósitos,  fue al percatarse de que con dicho plan le permitirían al Expresidente Fernández una publicidad  gratuita de todas sus obras. Este fue el Plan A, pero siempre existe la posibilidad de un Plan B.

Con  motivo del llamado “Déficit Fiscal”, se organizó toda una trama con los supuestos “Jóvenes Indignados de Santo Domingo”.

¡Y vaya usted a ver qué indignados!

Jóvenes en su gran mayoría hijos de los dirigentes de oposición (entre ellos, también becados en universidades extranjeras por los gobiernos de Dr. Leonel Fernández, vaya que paradoja),  jóvenes que no saben cómo se escribe la palabra necesidad.

Estudiantes de colegios y universidades privadas, que nunca han tomado un carro o guagua pública y sus vacaciones y campamentos son en Europa o Estados Unidos. 
Era risible ver estos supuestos indignados dominicanos, durante las protestas en contra del Ex-presidente Leonel Fernández.
Estaban más preocupados por los mensajes de sus modernas Ipad  e Iphone; que por sostener los carteles elaborados con alta calidad de imprenta, conteniendo  toda clase de epítetos que descalificando a Leonel.

Lo que se pretendía con los llamados indignados, era una especie de mini primavera árabe; pero en Santo Domingo. Leonel les cogió la seña, y en una intervención magistral en el Canal 5 (Telemicro),  explico con lujo de detalles las características del  Déficit Fiscal, desmontando de golpe y porrazo la trama.
Lamentablemente al “Club de los amargado”, le salió mal el plan B. ¿Cuál sería entonces, el plan C? Habría que buscar al más resentido, el más desleal y sañudo de todos, para dicho plan: el Dr. Guillermo Moreno. Es todavía un misterio, los motivos del encono del Dr. Guillermo Moreno con el Expresidente Leonel Fernández. En su primer gobierno, Leonel lo distingue nombrándolo Procurador Fiscal del Distrito Nacional, a su esposa la distingue también nombrándola en varios cargos, y para rematar  sus hijos  están nombrados por él,  en el servicio exterior. No conforme con esto, sus hijos se han beneficiados de becas en la fundación que su padre intenta desacreditar (La Global). Me imagino que ustedes se estarán  haciendo la misma pregunta ¿Cuál ha sido el daño que le ha hecho  el Dr. Fernández, a Guillermo Moreno y su familia?

Pues bien, como diría mi amigo Francisco, para el Plan C, buscaron al “Perfecto Enano Político”.

No se puede decir que lo hizo por ingenuidad o desconocimiento, él se prestó como tonto útil al juego de los enemigos de Leonel,  porque entendía que sería el más beneficiado. Era algo así como matar a dos pájaros de un solo tiro: sacar a Leonel de circulación para el 2016, y de paso recuperar la personería jurídica de su partido, el cual no alcanzo ni un 2%, en las pasadas elecciones del 2012. El final del cuento no es muy agradable para el Dr. Guillermo Moreno; los del PPH, lograron su objetivo: utilizarlo políticamente; pero él no salió tan beneficiado. Su popularidad va de muy mala a malísima; las dos últimas encuestas (Gallup Hoy, Penn and Shoen),  así  lo dicen. En resumen,  la querella contra el Ex–presidente Fernández; tuvo un efecto bumerán en términos políticos para el Dr. Guillermo Moreno. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario